Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Historia

Entidad local autónoma de Bobadilla Estación
Entidad local autónoma de Bobadilla Estación
Entidad local autónoma de Bobadilla Estación  

Entidad local autónoma de Bobadilla Estación

ESTACIÓN DE BOBADILLA
VISTA DE LA ENTIDAD LOCAL AUTÓNOMA DE BOBADILLA ESTACIÓN
Entidad local autónoma de Bobadilla Estación  

Historia

La Estación de Bobadilla se encuentra situada a dieciséis kilómetros de la ciudad de Antequera, a cuyo término municipal pertenece. El surgimiento de este núcleo ferroviario como tal obedece a la construcción de la linea de ferrocarril de Córdoba a Málaga en 1865. También en ese año se puso en servicio el tramo de Bobadilla a Antequera como arranque de la línea que llegaría hasta Granada. Así pues, nos encontramos ante uno de los nudos ferroviarios cuya consolidación se produce con mayor prontitud.

La elección del lugar por el que debía transitar el ferrocarril a su paso por el municipio de Antequera tuvo algunas controversias, y finalmente, los constructores de la línea optaron por hacer pasar el ferrocarril por el núcleo de Bobadilla conocido como el caserío del Vado de las Carretas, enclavado a unos tres kilómetros de Bobadilla Pueblo y en su término geográfico y el cual aparece citado ya como un lugar reconocido en el diccionario de Madoz de 1845. 

Aquí, junto al antiguo caserío se levantan las primeras instalaciones ferroviarias, todavía de pequeñas dimensiones y con apenas dos o tres vías para realizar los cruces de trenes y las operaciones de transbordo entre las dos líneas, que se integrarán en la red de Andaluces con la creación de ésta en 1877.

La definitiva consolidación de Bobadilla como nudo ferroviario central en Andalucía se producirá a partir de 1891 con la puesta en explotación de la recién construída línea de Bobadilla a Algeciras, realizada por la compañía británica The Algeciras Railway C.L. (AR). Esta empresa levantará sus propias instalaciones, que siturará enfrente de las de ANDALUCES, quedando la playa de vías en medio.

La llegada del siglo XX y el arraigo de la actividad ferroviaria provocarán un crecimiento espectacular de la población en la estación ferroviaria. Así, de los apenas trescientos vecinos censados en el lugar en 1900, se alcanzará casi el millar en 1920, multiplicándose proporcionalmente el número de inmuebles. Este crecimiento tiene como motor al ferrocarril, que multiplica sus edificaciones con la ampliación de las ya existentes y el levantamiento de viviendas, talleres y depósitos de locomotoras en consonancia con el creciente papel estratégico que juega la estación malagueña en la explotación ferroviaria de la compañía de Andaluces. Ésta había absorbido en 1916 a la línea de AR, y con ella a todas las instalaciones que ya había construído la compañía británica.

La década de 1920 será, al igual que el conjunto del ferrocarril español, una época inversora que remozará notablemente las instalaciones existentes y vendrá, como aspecto especialmente interesante, a dotar de un modo regular a los ferroviarios de Bobadilla de una vivienda estable.

Bobadilla Estación es un núcleo de mediano tamaño que presenta como características: su carácter rural, su tipología edificatoria que corresponde a la agrupacion de viviendas unifamiliares adosadas y su déficit de equipamientos, servicios e infraestructuras con respecto al núcleo principal.

Éste núcle surge como tal con el trazado del ferrocarril en el siglo XIX y desde entonces su importancia y desarrollo ha ido en aumento, ya que su creación respondía a las necesidades surgidas de la ejecución de un nudo ferroviario de gran importancia del que parten vías férreas hacia Córdoba, Sevilla, Málaga, Granada y Algeciras. Por ello su estructura urbana responde también a estos condicionamientos resultando una estructura muy compacta y ordenada sobre la directriz que constituye la estación del ferrocarril. Además del núcleo principal, existe también una barriada separada de él, denominada Barriada Ortiz Recio, la Torrecilla y un pequeño grupo de viviendas (en dos bloques de tres y cuatro plantas) situados al otro lado del ferrocarril (ochenta viviendas) y diseminados.

En Bobadilla, encrucijada de las Españas.

John Dos Passos